TRATAMIENTOs FALSOS QUE PARECEN FUNCIONAR

abril 22, 2009 at 1:20 pm

medicina_010208Fuerzas sutiles pueden llevar a personas inteligentes (pacientes y hasta médicos) a pensar que un tratamiento determinado ha ayudado a alguien cuando en realidad no lo ha hecho.
Muchos métodos de tratamiento dudosos, permanecen en el mercado, principalmente porque las personas que la usaron ofrecen testimonios de su valor. Esencialmente, estas personas dicen: “Lo he probado, y me hace sentir mejor, por lo que debe ser eficaz.” Los medios de comunicación suelen retratar testimonios como pruebas válidas. Pero sin pruebas, es difícil o imposible de determinar si esto es así.
Hay por lo menos siete razones por las cuales las personas pueden concluir erróneamente que un tratamiento ineficaz funciona:
1. La enfermedad puede seguir su propio curso natural. Muchas enfermedades son auto-limitante. Si la enfermedad no es crónica o mortal, el proceso de recuperación propio del cuerpo puede restaurar la salud al que sufre. Por lo tanto, para demostrar que un tratamiento sea eficaz, sus proponentes deben demostrar que el número de pacientes que figuran como mejorados es superior a la cifra que se prevé que se recuperen sin ningún tratamiento (o que se recuperan, de manera confiable, más rápido que si se los deja sin tratar). Sin un registro detallado de los éxitos y los fracasos de un número suficiente de pacientes con la misma queja, alguien no puede legítimamente pretender que ha superado las normas para la recuperación sin tratamiento.
2. Muchas enfermedades son cíclicas. Enfermedades tales como artritis, esclerosis múltiple, alergias, problemas gastrointestinales, normalmente tienen “altibajos”. Naturalmente, los enfermos tienden a buscar el tratamiento que los mejore y encuentran tratamientos no probados científicamente, que tendrá reiteradas oportunidades para coincidir con periodos mejora de esos altibajos, que habrían ocurrido de todos modos.
3. El efecto placebo también puede ser el responsable. A través de la sugestión, creencias, fe, esperanza, reinterpretación cognitiva, y la desviación de la atención, los pacientes que reciben tratamientos biológicamente inútiles, muchas veces experimentan alivio. Algunas respuestas placebo producen cambios reales en la condición física, otros solo cambios subjetivos que hacen que los pacientes se sientan mejor, aunque no haya habido ningún cambio objetivo en la patología subyacente.
4. Hay personas que se llevan el crédito de otros. Si la mejora se produce después de que alguien ha tenido ambos tratamientos, tanto “alternativo” como basado en la ciencia , la práctica alternativa con frecuencia se lleva una parte desproporcionada de los créditos.
5. El diagnóstico o pronóstico puede haber sido incorrecto. Médicos científicamente capacitados no son infalibles. Un diagnóstico equivocado, seguido por una visita a un santuario o un curandero, puede conducir a un brillante testimonio de curación de una enfermedad que en realidad se resolvió por sí misma. En otros casos, el diagnóstico puede ser correcto, pero el plazo, que es inherentemente difícil de predecir, puede resultar inexacto.
6. Mejora temporal del estado de ánimo puede confundirse con la cura. Ciertos curanderos o charlatanes suelen tener fuerza en sus palabras o una personalidad carismática, arrastrando a los pacientes por los mesiánico aspectos de la “medicina alternativa”, que los lleva la mejoría psicológica.
7. Las necesidades psicológicas pueden distorsionar lo que las personas perciben y hacen. Aun cuando no se produce una mejoría objetiva, las personas con una fuerte convencimiento psicológico en un determinado tratamiento no probado científicamente, puede convencerse a sí mismas que se les ha ayudado. , por lo que sobreestiman su aparente éxito y minimizan su fracaso
Hay que ser muy cuidadoso si la “prueba” consiste tan sólo en testimonios, la libre publicación de folletos o libros, o artículos de los medios de comunicación.

Entry filed under: anabólicos, andrógenos, Anticoncepción, Antidepresivos, apetito sexual, Celulitis, Conducta sexual, confianza, Diabetes, Dieta, engaño, Esteroides, Herbalife, Hipertensión, Hipoglucemia, Hormonas, Inhibidores del apetito, Jugo, Mentira, nutrición, Obesidad, Osteoporosis, Pie diabético, Quistes, Suplementos dietéticos, tabaquismo, Tratamiento.

SIN VITAMINAS HAY PARAÍSO DIABETES: UNA BOMBA DE TIEMPO


Entradas recientes

Hablaron:

Nuestros números:

  • 414,857 hits

Nos visitan desde:

Feeds

Ad sense

Páginas

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: