A CUIDAR LOS HUESOS DE LOS NIÑOS

abril 9, 2009 at 12:45 am

juego-de-la-cuerdaCuando los padres piensan en la salud de sus niños, generalmente no piensan en sus huesos, pero el desarrollo de unos huesos sanos mediante la adopción de estilos de vida y nutricionales saludables, es muy importante para prevenir la osteoporosis y las fracturas años después.

La osteoporosis es una enfermedad que causa que los huesos se vuelvan menos densos y susceptibles a fracturarse. Es una enfermedad pediátrica con consecuencias geriátricas, debido a que la masa ósea alcanzada durante la niñez y la adolescencia es determinante para la salud de los huesos el resto de la vida. Los hábitos de salud que los niños están formando ahora, pueden literalmente romper sus huesos cuando envejezcan.

Los huesos son tejidos vivos, donde una parte de huesos viejo se remueven y cambian en huesos nuevos constantemente. Se puede pensar en los huesos como una cuenta bancaria, donde los niños ( con la ayuda de los papás) hacen depósitos y retiros de tejido óseo. Durante la niñez y la adolescencia se realizan más depósitos que retiros mientras el esqueleto crece en ambos lados y densidad.

La cantidad de hueso en el esqueleto (conocido como masa ósea) puede continuar aumentando hasta unos años después de los 20 años. En este punto los huesos han alcanzado su máxima fortaleza y densidad, conocida como “masa ósea pico”. Casi el 90% de la masa ósea pico es adquirida hasta los 18 años en las mujeres y 20 años en los hombres, lo cual hace de la juventud el mejor momento para “invertir” en la salud de sus huesos.

El llenar la cuenta del banco de hueso de los niños es como ahorrar en su educación: mientras más ahorre cuando están jóvenes, más le durará cuando crezcan.

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos se vuelvan frágiles y se quiebren fácilmente. Cuando alguien tiene osteoporosis quiere decir que su cuenta en el banco de tejido óseo ha caído a un nivel muy bajo. Las fracturas por osteoporosis pueden ser dolorosas y deformantes. No hay cura para la enfermedad.

La osteoporosis es más común en las personas mayores, pero puede ocurrir en los jóvenes.

Una de las mejores formas de fomentar hábitos saludables en los niños es dando el ejemplo uno mismo. Los niños están observando constantemente, de ahí que los hábitos de los papás, sean buenos o malos, tienen una fuerte influencia en ellos.

Los dos hábitos más importantes y duraderos para los huesos son: una alimentación adecuada y actividad física.

El alimentarse para mantener huesos saludables significa ingerir alimentos ricos en calcio y vitamina D. Los niños adquieren la vitamina D de los rayos solares o de algunos alimentos. Pero la mayoría no adquieren suficiente calcio en su dieta. Los niños entre dos y ocho años probablemente tengan suficiente ingesta de calcio, pero entre nueve y 20 años no ingieren el suficiente calcio como para asegurar una masa ósea pico que sea óptima.

El calcio se encuentra en muchos alimentos, pero más comúnmente en la leche y sus derivados. Un vaso de leche provee 300 miligramos de calcio, lo cual es un tercio de lo que necesitan los niños y un cuarto de los que necesitan los adolescentes. Las sodas tienden a desplazar a los alimentos ricos en calcio. Hay estudios que demuestran que los niños que toman muchas sodas consumen menos calcio.

Claro que la leche no es la única manera de adquirir el calcio, los niños también pueden consumirlo en una deliciosa pizza o hamburguesa que contengan queso, en un zumo de naranja, un yogurt, o un riquísimo helado de leche. También se puede conseguir calcio en las verduras verdes oscuras como ser la espinaca o el brócoli.

Todos sabemos que los músculos se fortalecen cuando se los usan. Lo mismo aplica para los huesos. Cualquier tipo de ejercicio es bueno para los niños, pero entre los mejores están el caminar, correr, escalar, bailar, tenis, básquet, fútbol y gimnasia. La natación y la bicicleta son buenas para la salud en general, pero no van en contra de la gravedad, por lo tanto no los ayuda a aumentar la densidad de los huesos.

Los niños y los adolescentes no tienden a pensar mucho en su salud. Su decisión en hacer dieta o ejercicio rara vez se basa en lo que es bueno para ellos y ahí los padres se convierten en la mayor influencia positiva que puedan tener.

Entry filed under: Adolescentes, Alcohol, Dieta, Fortaleza, Huesos, Niños, nutrición, Obesidad, Osteoporosis, salud.

LA DIABETES, LAS SANDALIAS Y LAS CHINELAS RIESGOS Y BENEFICIOS DEL NONI


Entradas recientes

Hablaron:

Nuestros números:

  • 428,909 hits

Nos visitan desde:

Feeds

Ad sense

Páginas

abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: