LA NAVIDAD Y LA SALUD

diciembre 15, 2008 at 9:02 pm

 

feliz-navidad

La navidad es un tiempo especial, lleno de sentimientos encontrados. Por un lado vivimos nuestra realidad en tiempos de crisis económica, y por otro queremos vivir el espíritu navideño. Nos gustaría que no haya pobreza, pero por arte de magia es cuando más pobreza vemos en las calles, nos gustaría comprar regalos a todos nuestros seres queridos, pero nos conformamos con la cena navideña. Hacemos un análisis de las cosas buenas y malas que nos han pasado en el transcurso del año y hacemos votos para que las cosas sean mejores al año siguiente.

Nuestra salud y de la familia, es sin lugar a dudas una de las cosas que más nos preocupa y por la que más pedimos para el próximo año.

La temporada navideña puede ocasionar un deterioro de la salud de las personas sanas y enfermas, porque al analizar nuestra situación, podemos fácilmente caer en la depresión o al contrario, dejarnos llevar por el entusiasmo y salirnos de nuestra dieta o exagerar con las bebidas alcohólicas.

El alcohol es una de las principales causas de enfermedad durante las fiestas de fin de año, profundiza la depresión, propicia las peleas con su pareja, causa embarazos no deseados y puede terminar en un accidente de transito o una sala de emergencia.

Si piensa ingerir bebidas alcohólicas éstas fiestas, sea sensato, disfrutara mejor de la navidad y el año nuevo si lo comparte con sus cinco sentidos, junto  a su familia y amigos, y no tendrá después que lidiar tal vez por el resto de su vida con las consecuencias.

La temporada de fin de año es una tentación para comer más de lo que acostumbramos, los panetones navideños van y vienen, tortas de chocolate con almendra y vino, saladitos, el chancho de nochebuena, o la patasca de año nuevo. No queremos que nadie nos haga recuerdo del gran contenido de grasas que estamos consumiendo, y si por si acaso tiene diabetes o presión arterial alta, nos olvidamos de las restricciones de los carbohidratos o la sal.

Hay que tener prudencia con los alimentos, fin de año no es el fin del mundo, solo un día más, solo que cargado de emociones. Aquellas personas que tienen enfermedades crónicas pero que se encuentran bajo control, pueden darse ciertos “gustos”, que no pueden darse aquellos que no se han cuidado y están descompensados.

La temporada navideña puede producir ansiedad en muchas personas, hay que comprar regalos, a lo mejor mandar tarjetas navideñas, el árbol de navidad esta muy caro y no le gusta sintético, la cena navideña se compra afuera o para ahorrar o por tradición la hace la mamá o la esposa, sin embargo eso es estresante para ellas.

La depresión es más preocupante que la ansiedad, todas aquellas personas que han perdido un ser querido en el transcurso del año, o se han divorciado, o padecen de una enfermedad grave o terminal y aquellos que por uno u otro motivo se sienten vulnerables, merecen especial atención y un entorno familiar unido.

Aunque pareciera que la navidad comienza con los comerciales de televisión o los adornos de las tiendas, en realidad, ésta nace en nuestros corazones y se sostiene a través de los tiempos, por la profunda convicción que tenemos, de que existe un ser supremo que nos entregó a su hijo para que seamos salvados.

Entry filed under: Alcohol, Antidepresivos, Artículos, confianza, Diabetes, Dieta, Navidad, Obesidad, salud, tabaquismo.

PROBLEMAS SEXUALES EN EL HOMBRE TRATAMIENTOS NO RECOMENDADOS DE LA OBESIDAD


Entradas recientes

Hablaron:

Nuestros números:

  • 408,537 hits

Nos visitan desde:

Feeds

Ad sense

Páginas

diciembre 2008
L M X J V S D
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: